Ir al contenido principal

Destacado

ADAPTACION PARA COPIADO DIRECTO DE MAQUINA CHINA 28/03/2019 - CON DESTINO A estudio silva contadores publicos - #COPIADODIRECTO

Cuando las patentes atacan a Android

He trabajado en la industria de la tecnología por más de dos décadas y no es ninguna novedad que Microsoft y Apple siempre han estado en lados opuestos del ring. Por eso, cuando ambas compañías se juntan, uno comienza a preguntarse qué es lo que realmente está ocurriendo. Esto es lo que está pasando:
Android está en su mejor momento. Más de 550 mil dispositivos Android son activados por día, a través de una red de 39 fabricantes y 231 operadores. Android y otras plataformas están compitiendo intensamente y eso da como resultado nuevos dispositivos y fantásticas aplicaciones móviles para el consumidor.
Pero el éxito de Android ha arrojado otro tipo de resultado: una campaña hostil organizada contra Android por Microsoft, Oracle, Apple y otras compañías, basándose en dudosas prácticas con patentes.
Llevan a cabo esta campaña asociándose para adquirir las viejas patentes de Novell (el grupo “CPTN” incluyendo a Microsoft y a Apple) y las viejas patentes de Nortel (el grupo “Rockstar”, incluyendo a Microsoft y a Apple), para asegurarse de que Google no tenga esas patentes; buscando 15 dólares de precio de licencia por cada dispositivo Android; tratando de que sea más costoso para los fabricantes de teléfonos licenciar Android (que nosotros proveemos de forma gratuita) que licenciar Windows Mobile; e incluso iniciando juicio a Barnes & Noble, HTC, Motorola y Samsung. Siempre se consideró que las patentes fueron creadas para promover la innovación, pero últimamente están siendo usadas como un arma para detenerla.
Un smartphone podría involucrar hasta 250 mil reclamos de patentes (la mayoria cuestionables), y nuestros competidores quieren imponer un “impuesto” para estas dudosas patentes, lo que haría aumentar el precio final que paga el consumidor por un dispositivo Android. Lo que buscan es que sea más dificultoso para los fabricantes vender dispositivos Android. En vez de competir mediante el desarrollo de nuevas funcionalidades y dispositivos, estas compañías están librando su batalla a través de litigios.
Esta estrategia anti-competitiva está haciendo que suba también el costo de las patentes, mucho más de lo que realmente valen. Los 4.500 millones de dólares que ganaron Microsoft y Apple por el portafolio de patentes de Nortel son casi cinco veces más que el costo de 1.000 millones que se habia estimado antes de la subasta. Afortunadamente, la ley contempla con suspicacia la acumulación de patentes dudosas con fines anti-competitivos, lo que significa que esta prácticas podrían ser sujetas a un escrutinio regulatorio y la burbuja de las patentes podría explotar.
No somos ingenuos; la industria tecnológica es un sector duro y en constante cambio; por eso nos enfocamos en nuestro propio negocio y en desarrollar mejores productos. Pero en esta instancia creemos que es importante expresar nuestro punto de vista y dejar claro que estamos decididos a preservar a Android como una opción competitiva para el consumidor, deteniendo a quienes traten de que así no sea.
Estamos buscando las maneras de alcanzar este objetivo. Nos alienta el hecho de que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos haya obligado al grupo que mencioné a licenciar las antiguas patentes de Novell en términos justos, o sea investigando si Microsoft y Apple adquirieron las patentes de Nortel para fines anti-competitivos. También estamos contemplando otras maneras de reducir las amenazas anti-competitivas contra Android, reforzando nuestro propio portafolio de patentes. Si no actuamos, los consumidores podrían encontrarse con costos más altos para los dispositivos Android y contar con menos opciones a la hora de elegir su próximo teléfono.

nota original

Comentarios

Entradas populares