Ir al contenido principal

Destacado

ADAPTACION PARA COPIADO DIRECTO DE MAQUINA CHINA 28/03/2019 - CON DESTINO A estudio silva contadores publicos - #COPIADODIRECTO

Nuevos sensores para aliviar el tráfico

La experiencia de conducir en Manhattan podría volverse un poco menos enloquecedora, gracias a un nuevo sistema de supervisión de tráfico que la ciudad de Nueva York implementó hace unos días con el objetivo de reducir la congestión.
Durante el último año, equipos de trabajadores de la alcaldía han estado instalando en varias calles del centro de la ciudad nuevos aparatos para detectar el flujo del tráfico.
Se trata de sensores de microondas que, instalados en el medio de las cuadras, pueden determinar si una fila de autos está esperando ante un semáforo en rojo. Otros lectores portátiles en las intersecciones miden cuánto le toma a un vehículo llegar de una esquina a la siguiente.
Esos sensores envían la información recogida al centro de control de tráfico de la ciudad, donde computadoras la combinan con datos del tráfico en tiempo real. Las máquinas luego hacen recomendaciones a los ingenieros, que pueden ajustar remotamente las luces rojas para aliviar el flujo de vehículos.
"Podemos ajustar diferentes patrones a diferentes escenarios que vemos en la calle", señala la comisionada de Transporte de Nueva York, Janette Sadik-Khan. "Así, eso debería hacer mucho para moderar el tráfico y evitar que alcance esa especie de punto de hervor al que a veces llega", explica.
Ninguna otra ciudad está utilizando un sistema como el de Nueva York, asegura Sadik-Khan.
En una prueba que se desarrollará durante seis meses, los sensores de tráfico recopilarán datos entre las avenidas Segunda y Sexta y las calles 42 y 57, arterias donde se registran graves congestiones de tráfico.
Si el sistema funciona bien durante el período de prueba, la ciudad planea expandir el programa de monitoreo a más zonas de la Gran Manzana.
La ciudad también instaló miles de semáforos que pueden ser controlados remotamente, en vez de requerir a los trabajadores que vayan hasta las intersecciones para programarlos.
"Es el comienzo de lo que podemos hacer para toda la ciudad", dijo el alcalde, Michael Bloomberg, el 18 de julio durante el anuncio de la iniciativa.
Los conductores consultados sobre el programa se mostraron cautamente optimistas.
"Será bueno siempre y cuando no haya desperfectos", dijo Tahyer Tayeb, quien vive en Manhattan desde hace 21 años, mientras iba en el auto que manejaba un amigo.
La ciudad invirtió US$1 millón por el sistema y el gobierno federal aportó US$600.000 adicionales.
El alcalde advirtió a los residentes que no esperen que las congestiones vehiculares desaparezcan de la noche a la mañana.

nota original

Comentarios

Entradas populares